GANCHOS

FIBROLISIS  DIACUTANEA
 

La técnica de fibrólisis diacutánea instrumental miofascial o más comúnmente conocida como la técnica de "ganchos".

¿Qué es la fibrólisis diacutánea y que utilidades tiene?

Aunque tenga un nombre ciertamente aparatoso, la técnica de fibrólisis diacutánea instrumental, es sencillamente una técnica, ampliamente utilizada en el mundo de la recuperación física y la fisioterapia, en la que por medio de unas herramientas muy parecidas a unos ganchos, se intenta dar movilidad, rompiendo adherencias y fibrosis entre los músculos, tendones, ligamentos y las envolturas que los envuelven.

Tenemos que tener en cuenta que el cuerpo humano se compone de diferentes tipos de tejidos: músculos, nervios, tendones, huesos.. Todos ellos relacionados entre si por unas envolturas de tejido fibroso llamado tejido conjuntivo. Este tipo de tejido se denomina precisamente "conjuntivo" por que da forma y conecta al "conjunto" entre si.

Sin embargo, además de aportarnos esta función, este tipo de tejido permite el deslizamiento sin fricción entre los diferentes componentes de nuestro aparato músculo-esquelético, facilitando así el movimiento entre fascículos musculares, tendones, ligamentos, huesos, nervios...

Como sabemos, existen cientos de músculos en nuestro cuerpo, cada uno de ellos es capaz de contraerse y trabajar de forma independiente. Es precisamente un tipo de tejido conjuntivo llamado tejido mio-fascial el encargado de rodear al músculo, separarlo e independizado de los de su alrededor, de esta manera puede trabajar de manera más eficaz, contrayéndose según los requerimiento, de manera independiente o asociada a otros músculos para realizar movimientos más potentes.

Sin embargo en muchas ocasiones, y como consecuencia de múltiples causas, este tipo de tejido puede endurecerse, adherirse y provocar lo que llamamos los fisioterapeutas las fibrosis.

 

¿Qué son las fibrosis?

Las fibrosis son zonas donde el tejido conjuntivo se engrosa perdiendo elasticidad y generando adherencia y fijaciones, lo que al final se traduce como perdida de movilidad, inflamación y dolor. En la práctica diaria estas fibrosis o adherencias se pueden dar entre todo tipo de tejidos; ya sea entre los músculos, tendones, ligamentos, nervios y las envolturas que los envuelven, y son la causa de la gran mayoría de problemas que tratamos los Fisios, sobre todo en el ámbito deportivo.


¿Qué utilidad tienen los "Ganchos" para este tipo de problemas? 

Mediante esta técnica y valiéndonos de un buen conocimiento anatómico y patológico los Fisios somos capaces de identificar, diagnosticar y tratar las zonas de adherencias que encontramos entre estas estructuras. Estas herramientas con forma de gancho nos permiten penetrar de una manera más precisa y eficaz entre los fascículos musculares, incidiendo sobre lugares de difícil donde nuestras manos no pueden alcanzar



Por lo tanto mediante esta técnica movilizamos selectivamente los diferentes grupos musculares o realizamos "rascados" en zonas de inserción de ligamentos y tendones. De esta manera se convierte en una un magnífico complemento para tratar múltiples patologías y lesiones como contracturas musculares fibrosis tendinosas, tendinopatías de inserción o problemas ligamentosos, todas ellas muy asociadas al ámbito deportivo




IMAGEN GANCHOS PWjpg